MUSEO DA CIENCIA DEL VINO

El Castillo de Doña Urraca, cuyos orígenes se remontan al siglo XI, acoge en la actualidad, el Museo da Ciencia do Viño do Condado do Tea - D.O. Rías Baixas, uno de los mayores espacios sobre viticultura y enología de la Península, siendo, asimismo, uno de los más interactivos de nuestro país. No es, por lo tanto, una galería al uso, sino un imponente despliegue de medios tecnológicos y didácticos, que permite al visitante sumergirse en sus contenidos tan pronto se accede al interior.
En este majestuoso enclave, los contenidos museísticos se distribuyen a lo largo de las dos plantas del edificio. En la planta principal el visitante podrá conocer, a través de una retrospectiva histórica, el arte milenario de la elaboración de nuestros vinos.
En la planta inferior se recrean dos ambientes diferenciados: una bodega tradicional y una bodega industrial. Un espacio lleno de leyendas donde tradición y modernidad se dan la mano y en el que grandes personajes históricos

A través de una serie de paneles, pantallas táctiles, vídeos, juegos de preguntas o maquetas el turista o visitante puede aprender, divirtiéndose al mismo tiempo, acerca de las diferentes Denominaciones de Origen que existen en Galicia, las enfermedades de la uva, las variedades de uvas cultivadas, los sistemas de plantación, las técnicas de injerto utilizadas, las labores de poda o los diferentes procesos de elaboración de nuestros vinos blancos, tintos y espumosos.
Asimismo, durante el recorrido se mencionan aspectos históricos clave dentro de la historia de nuestro municipio y se permite la contemplación de los detalles arquitectónicos más sobresalientes del castillo como son las escaleras de caracol de doble rampa, el pozo o el "vestidor" de doña Urraca.
El recorrido finaliza en él, también, edificio histórico anexo la "Casa do Conde" con la degustación de un vino, Denominación de Origen Rías Baixas- subzona Condado do Tea-, atalaya desde la cual se obtienen unas vistas privilegiadas del río Miño.
Un lugar donde aprender y divertirse van de la mano.